LIFE PRIORAT + MONTSANT afronta su recta final con resultados que contribuyen ya a la sostenibilidad vitivinícola de la comarca del Priorat

Con el objetivo de desarrollar un modelo de producción sostenible que busque la conservación del entorno natural y la reducción del impacto ambiental del sector vitivinícola, arrancaba en el año 2016 el proyecto LIFE PRIORAT+MONTSANT. Una iniciativa liderada por VITEC (Centro Tecnológico del Vino) que, durante un período de 4 años, ha trabajado junto con las Denominaciones de Origen Priorat y Montsant, la consultora ambiental Lavola 1981 y la Plataforma Tecnológica del Vino de España.

Hoy, LIFE PRIORAT+MONTSANT afronta sus últimos meses de ejecución habiendo conseguido involucrar a una amplia mayoría de bodegas y viticultores de la comarca del Priorat, así como obtener resultados relevantes y beneficiosos que, en muchos casos, además son transferibles a todo el entorno vitivinícola nacional.

El proyecto, cuyo título completo es “Eficiencia en el uso de los recursos para la mejora de la sostenibilidad vitivinícola de la comarca del Priorat”, cuenta con un presupuesto total de más de 1,5 millones de euros, de los cuales casi el 60% ha sido cofinanciado por la Unión Europea, en el marco del Programa Life.

Desde un punto de vista científico-técnico, algunos de los principales avances obtenidos por el consorcio se han centrado en la gestión hídrica en viticultura y el uso eficiente de productos fitosanitarios y fertilizantes.

GESTIÓN HÍDRICA. USO EFICIENTE DEL RIEGO EN VITICULTURA.

El objetivo ha sido conseguir un incremento de la calidad de la uva reduciendo y optimizando el consumo de agua para riego del viñedo. Esta era una de las prioridades del proyecto que ha centrado gran parte de sus esfuerzos técnicos en estudiar en profundidad la viticultura de la comarca del Priorat para delimitar la dosis y momento óptimo de riego.

Para ello, se instalaron 11 estaciones meteorológicas en toda la región que, unidas a las de red públicas ya existentes, permitieron monitorizar 14 zonas climáticas de la región y aportar datos meteorológicos disponibles para su descarga y al alcance directo de bodegas y viticultores.

Además, 9 de estas 14 zonas han sido sometidas a medidas de estrés hídrico y controles de maduración en viñedo, proporcionando recomendaciones de riego, según la variedad de uva, a más de 200 hectáreas pertenecientes a un total de 16 bodegas y viticultores asociados

LIFE PRIORAT+MONTSANT partía así de un objetivo de reducción del consumo de agua de un 10%. Tras los análisis y el seguimiento de estas parcelas, se ha concluido que la reducción de uso de agua ha sido muy superior a lo esperado, oscilando entre el 25% y el 35% de ahorro. Estos resultados son extensibles a casi toda el área regable de la comarca y suponen un gran impacto en las bodegas, tanto económico como medioambiental.

USO EFICIENTE DE LOS PRODUCTOS FITOSANITARIOS.

Otro de los objetivos fundamentales del proyecto es implementar una viticultura sostenible disminuyendo el uso de fitosanitarios químicos en pro de productos naturales y más respetuosos con el medio ambiente.

La polilla de la vid o Lobesia botrana es una de las principales causantes de la aparición de la Botrytis cinérea; una de las enfermedades de vid con mayor incidencia, junto al míldiu y el oídio, cuyo tratamiento supone el 90% del coste de los productos fitosanitarios para el viñedo español.

De entre todos los ensayos llevados a cabo para abordar el objetivo de optimización del uso de fitosanitarios durante el periodo 2017-2019, destacó por su impacto la implementación de la técnica de confusión sexual para combatir la Lobesia botrana. Esta técnica consiste en difundir por todo el ambiente la feromona en que las hembras atraen al macho, lo que provoca su desorientación e imposibilita su aparejamiento y, por tanto, la reproducción de la plaga. Durante los tres años del proyecto se ha la superficie bajo esta técnica en más de un 300 %, incluyendo 800 ha más de las iniciales y reduciendo por completo el uso de insecticidas en la totalidad de la superficie implantada.

Además, VITEC junto con las Agrupaciones de Defensa Vegetal de la D.O.Ca Priorat y D.O Montsant proporcionan asesoría a viticultores para reducir el uso de fitosanitarios de origen químico.

USO EFICIENTE DE LOS FERTILIZANTES EN VIÑEDO

La vid es considerada un cultivo poco exigente en cuanto a sus requerimientos de nutrientes por su capacidad de adaptación a distintos tipos de suelo. Sin embargo, una fertilización desequilibrada puede representar altos costes económicos, medioambientales e incidir de manera negativa en la calidad del producto final.

Por este motivo, LIFE PRIORAT+MONTSANT ha centrado parte de sus estudios en ajustar al máximo la dosis y momento óptimo para el uso de fertilizantes, así como en la promoción del uso de productos fertilizante alternativos, orgánicos y respetuosos con la naturaleza.

Para ello, mediante la monitorización de más de 400 viñedos, se han realizado análisis de suelo y de hojas para comprobar la asimilación de nutrientes que han permitido, no solo realizar una caracterización nutricional del viñedo y una mejora de su equilibrio nutricional, sino también emitir recomendaciones de abonado orgánico específicas para cada viticultor y parcela.

El 100% de los fertilizantes químicos empleados en los viñedos monitorizados han sido sustituidos por el uso de abonos orgánicos, a la vez que se ha conseguido una importante reducción de las cantidades de Nitrógenos aportadas históricamente en ambas D.O. y mejorar el contenido nutricional deficiente en algunos casos.

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.